Demostratus Afectus



Las demostraciones de cariño principalmente en una pareja representan detalles precisamente significativos a mi criterio. Tengo que admitir aunque mal me pese, que soy detallista pero con respecto a esos detalles en los que muy pocos se fijan y que provocaron que mas de una vez me dijeran “loca”, “rara”, “delirante”, “pelotuda” entre otros hits.


A continuación quiero destacar dentro de las dos demostraciones afectivas mas inocentes (besos y abrazos) determinados detalles que creo que mejoran o empeoran el accionar mencionado entre paréntesis.

Abrazos: Hay dos tipos de abrazos básicos (con básicos no me refiero a únicos), los abrazos para movilizarse y aquellos que son mas bien estáticos.
Tengo que admitir que no soy muy adepta a caminar abrazada, primero que nada porque produce dolores en mi escoriolistica espalda y segundo porque siempre creí que las manos expresan mucho y la unión de las manos representa netamente la unión de esas dos personas.
El abrazo mas bien me parece protector y justamente a medida que este, incómodamente, se vuelve mas apretujado ya nos podemos ir a la sobreprotección (ojo que eso lo hacen los conchudos).
La estatura del sujeto influye mucho en el tipo de abrazo o en el hecho de a veces recurrir a andar de la mano. Yo creo que cuando el pibe te rodea el cuello, aunque te abrazara como si fueras su amigo saliendo un domingo de la canchita, es la forma mas practica de caminar.
Por otro lado esta ese abrazo donde el hombre abraza de la cintura a la mujer y ésta realiza la misma acción con el muchacho, esta posición todavía no me produce una atracción suficiente como para implementarla ya que el hombre pierde un poco de esa masculinidad dominante que admitámoslo mujeres, nos suele calentar, digo, cautivar.
También tenemos ese abrazo que para mi es total y completamente perteneciente a los conchudos, en el cual el hombre rodea el cuello de la mujer y ella se aferra con sus dos brazos a la cintura de este. Para estar parados safa, pero al caminar denota ese ideal de “no te suelto sos mío” que me resulta un poco fuerte y un poco irritante, de todos modos el que se lleva a mi criterio el primer puesto a la hediondez es aquel en el cual cada miembro de la pareja decide adentrar una de sus manos en el bolsillo del otro, esto ya me parece viejo, ordinario y totalmente innecesario. Donde faltaría que se pongan unos pantalones campana, una peluca con una peineta clavada y se pongan a bailar con John Travolta.
Para estar estáticamente abrazados el abrazo que inspira mas ternura es aquel donde los dos están frente a frente el guacho clava mano en la cintura y la tipa en el cuello. Después esta el gran “diario de una pasión” (éste se ruega aplicarlo en lugares un poco mas privado) donde el negro la agarra a la negra  y esta se cuelga con las patas cruzadas en su cintura.
Para redondear un poco yo creo que el mejor de todos y el que cabe más que nada cuando recién te levantas o un domingo a la siesta mientras llueve, es LA CUCHARITA y que dios o superman la tengan en su gloria.

Besos: Ahora quiero hablar de los besos pero con esto no voy a ser tan detallista, porque digamos que tuve mis buenas épocas de pachanguera chapadora, pero no conviene referirnos al tema.
Hay una hipótesis que estoy evaluando seriamente y que por supuesto creo no sucede en todos los casos peeero, sucede en su mayoría. Hay pibes que NO podes decir que no son lindos y pibes que safan peero son lindos a criterios mas individuales.
Los pibes lindos suelen dar buenos besos porque digamos que tienen un poco mas de practica, en cambio los pibes medio medio no tanto... porque no tienen correctamente ejercitada la lengua. Lo quemás me cuesta deducir de la hipótesis es si en el sexo sucede lo mismo aunque como dijo un personaje famoso de una de las tantas series norteamericanas: “lo hombres lindos no cojen bien porque no lo necesitan”.
El beso ya sea rápido o lento esta bueno que implique movimientos variados de lengua, ya que si se repite una y otra vez el mismo movimiento, aburre.
Por otro lado quiero informarles a muchoS que el hecho de meter lo mas que puedas la lengua en la boca ajena NO implica que va a ser mejor el beso.
Morder el labio muchas veces suma pero otras... lastima y muy pocos lo comunican... levantándose al otro día con el labio violeta, asique oojo con eso.
Por ultimo existen en la vida diaria, es mas, caminan entre nosotros, bailan cerca nuestro, tal vez están detrás de nosotros en la cola del super o del banco, una serie de especimenes bien hijos de puta que no tienen otra cosa que hacer que dejar una marca, como los perros cuando mean un árbol o el gaucho cuando quema a la vaca en el orto. Utilizando una técnica tortuosa y totalmente innecesaria en el cuello al estilo Drácula, estoy hablando sisi muchachos del “chupon”.
El chupon no cumple otro fin que vulgarizar y avergonzar a aquella persona que amablemente cedió a prestar el primer órgano de su aparato digestivo para pasarla bien un rato y nunca se imagino que al otro día tras pasar 100 veces un peine sobre su cuello (nunca funciona con eficacia) debe concurrir al trabajo/escuela/facultad con polera o pañuelo y pobre de ese individuo si es verano.
Porque del chupon la gente se ríe o piensa mal y ya quedas como “trola, barra, puta” cuando un flaco con chupon queda como “capo, barra, master”. Pero de ese tema voy a hablar en otra ocasión.

Ya que fui muy sutil y poco guaranga ergo pervertida con temas que preceden a actos sexuales... sepan recordar una buena frase de mamà que por algo lo dice y deduci tiene razón:

 “cuando el amor llega al ojete no hay quien lo sujete”

Cuídate, querete, ojito, ojete

:)