Lo Supuesto





¿A dónde se irá, lo que no decimos y lo que no nos dicen?

Porque es algo que existe, alguien quiere decir algo y no se anima, otro espera que le digan algo que nunca le dicen, entonces se concretan.

Y no deben guardarse todas en un armario, por ejemplo,  porque deben haber miles de millones de frases y palabras, es más sobraría para que no haya hambre emocional en el mundo.

Por ahí van a una llamada al delivery cuando el otro no tiene ganas de hablar con nadie,  a bancar a un amigo cuando se sale a tomar algo.

También puede ser hacer reír a alguien cuando se enoja y calentar alguna nariz cuando llega de tener mucho frío.

¿A dónde irá, siempre me pregunto, lo que no decimos y lo que no nos dicen? Porque nos decepciona tanto, nos enorgullece tan poco y a veces ronda por años en nuestra cabeza.

Probablemente se transforme, sea esa caricia en el pelo antes de irte a dormir, ese mate bien temprano cuando sólo podes decir buen día.

Se me ocurre que debe estar en ese préstamo de ropa, en el “subí que te llevo”, en la toalla seca cuando volvés de empaparte con la lluvia.

Nadie lo dice pero lo hace.

Entonces, lo que no decimos y lo que no nos dicen también sería  esa reunión en familia que sucede sólo una vez al año, ese plato de comida que queda cuando volvés tarde.

Y por qué no un abrazo de esos que no te dejan respirar.

Lo cierto es que nose a ciencia cierta a dónde irá lo que no decimos y lo que no nos dicen, pero a veces no es tan importante ¿no?. 






1 pinguinos:

  • Fer Rollinga | 19/8/15 21:34

    Qué linda reflexión sobre lo no dicho, sobre esos pensamientos y sensaciones que no se materializan, pero ahí están...Creo que lo importante es, como bien decís, poder transformar eso...que no se nos quede atragantado, que encuentre alguna ventana para salir...